• Consejos para evitar incendios.
  • Algún descuido en los métodos y artefactos que se usan para calefacción pueden ser el inicio de un siniestro.

Los descuidos con fuego pueden tener consecuencias muy negativas y son uno de los siniestros más comunes en el hogar. Ante la llegada del invierno y el aumento de uso de artefactos de calefacción, organismos oficiales dieron algunas recomendaciones:

 

En los hogares

Verificar las instalaciones eléctricas de las casas, los cables deben estar cubiertos en su totalidad y los enchufes no deben estar sobrecargados, ya que producen cortocircuitos.

Los artefactos eléctricos se tienen que usar correctamente, evitar el sobrecalentamiento y la conexión innecesaria de caloventores, estufas, cargadores de celulares, etcétera.

Los calefactores deben ubicarse lejos de todo material combustible como cortinas, acolchados, frazadas, muebles y todo material inflamable. Bajo ninguna circunstancia usarlos para secar ropa húmeda.

Cuando se corta la luz y es necesario el uso de velas, se debe tomar la precaución de colocarlas en lugares seguros, lejos de manteles, cortinas y elementos inflamables, fuera del alcance de niñas y niños, y apagarlas correctamente antes de ir a dormir.

Con respecto a niñas y niños, se sugiere no dejarlos solas/os en los hogares, porque desconocen los peligros del fuego, no dejar a su alcance fósforos, encendedores, mecheros, velas. Deben jugar afuera de la cocina y lejos de estufas, braseros o calefactores.

En la cocina se tienen que vigilar las preparaciones, porque algunos incendios se producen por comidas desatendidas, al preparar alimentos evitar el uso de ropa holgada, mangas sueltas o prendas con flecos.