Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

bolivia

Quién es el cocalero de 29 años que prepara Evo Morales para su sucesión

Andrónico Rodríguez Ledezma aparece en todos los actos públicos junto al presidente boliviano, con quien conversa a diario y fue el encargado de presentarlo en el acto de lanzamiento de su campaña por la reelección.

  • Se llama Andrónico Rodríguez Ledezma y tiene 29 años.
  • Los medios en Bolivia ya se refieren a el como "el heredero".
  • Actualmente comparte ya como vicepresidente una parte del mando de las seis federaciones cocaleras del trópico cochabambino, lideradas desde hace 30 años por Evo Morales.

Hace tres meses la red Uno de televisión se refirió a Andrónico Rodríguez Ledezma como "El heredero" del presidente de Bolivia durante una entrevista que le hizo en el programa Que No Me Pierda. Otros medios también lo han considerado como uno de los probables sucesores del líder del oficialismo, con quien comparte ya como vicepresidente una parte del mando de las seis federaciones cocaleras del trópico cochabambino, lideradas desde hace 30 años por Evo Morales. En esa posición, el dirigente indígena que ahora preside Bolivia fundó el instrumento político que lo llevó al poder hace 13 años, el período más largo de un mandatario en la historia del país.

Rodríguez, que obtuvo a sus 22 años la licenciatura en Ciencias Políticas de la universidad San Simón de Cochabamba, aparece desde su elección, en septiembre de 2018, casi siempre al costado derecho o izquierdo de Evo Morales en Chapare, la región donde funciona el corazón del poder del MAS. Esto muestra la cercanía de ambos y lleva a deducir que el joven personaje ya es el hombre de mayor confianza del Presidente en su mayor bastión. Precisamente, en la reciente proclamación del binomio presidencial fue Andrónico quien abrió los discursos con su bienvenida como anfitrión a los miles de seguidores de Morales, colocando prácticamente en primera línea de la atención a muchos rostros jóvenes que se vieron en las pantallas de la transmisión televisiva, con la posible intención de mostrar que el MAS apunta a ese creciente e influyente segmento del electorado con un mensaje de renovación.

Tiempo atrás, el propio vicepresidente Alvaro García Linera había reconocido que los pendientes del MAS eran la renovación de los liderazgos y la preparación de la sucesión. Sin embargo, y en respuesta a algunas críticas, el mismo Evo Morales se refirió a Andrónico Rodríguez como "un dirigente joven que va muy bien" y que conforma junto a otras tres figuras de su partido algunas de las principales alternativas del futuro. Además del vicepresidente de los cocaleros, destacan la actual presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, una profesional de Ciencias Políticas que a sus 29 años ya es la tercera figura de la línea de mando del país. Otros dos jóvenes mencionados por el líder del MAS son el ministro de Comunicación, Manuel Canelas (37 años), y el diputado Adhemar Valda (34 años).

 

Los consejos del Presidente

Aunque su ascenso en la dirigencia cocalera ha sido raudo, Rodríguez reconoce las dificultades que ha tenido que enfrentar, sobre todo por las tensiones con las generaciones más maduras. Cuando tenía 18 o 19 años ya era presidente de las juventudes estudiantiles. Después empezó como dirigente de su sindicato cocalero, estuvo dos gestiones en la central, siguió otras dos en la federación y hace menos de un año ganó la vicepresidencia de las seis federaciones, que es el cargo que le sigue al de Evo Morales.

Rodríguez dijo hace tres meses en una entrevista con la red Uno que veía antes un vacío dirigencial y una falta de renovación. "Nunca pensé ser dirigente de las seis federaciones. Me dije dónde me estoy metiendo. El Presidente nos dice que todos estamos en la ruta, pero no todos llegamos a la meta. Los dirigentes mayores nos han puesto trabas, pero el Presidente nos aconseja. Hay nuevos líderes y un modelo orgánico, que tiene como columna a los movimientos sociales. Evo es inamovible en las federaciones y su liderazgo traspasa las generaciones. Antes que él llegue hace 30 años las federaciones estaban en un desastre y habían sido cooptadas. Es un ejemplo a seguir, es el factor de la unidad", explicó en una entrevista con la red televisiva.

En Chapare hay 931 sindicatos y alrededor de 50.000 cocaleros afiliados, de un total de alrededor de 200.000 productores, estimó Rodríguez, a tiempo de afirmar que él se debe preparar más y que está siempre dispuesto al llamado de la patria.

 

Sigue a Evo desde niño

Nacido en la población de Sacaba, de la región cochabambina, que es el centro de Bolivia, tuvo que migrar a Entre Ríos, donde está la zona cocalera. Su padre siempre fue un dirigente campesino y él lo acompañó muchas veces desde niño en ese rol. "La primera vez que vi al presidente tenía solo 10 años. En 2006 lo conocí de lejos, cuando vino el 1° de mayo a nacionalizar. No lo pude saludar porque había una columna militar. Después lo vi personalmente en 2012 y esa vez le dije que los dirigentes debían formarse en la universidad", relató.

Andrónico Rodríguez recordó que cuando acompañaba a su padre se dio cuenta que este carecía de la formación académica, lo que le motivó a él mismo a estudiar en la universidad. "Hay que leer y formarse pero no me gusta que me digan licenciado ni doctor", comentó.

Aunque trabajó un año en una alcaldía, está ahora enfocado a su tarea sindical y dice que ayuda en la producción de piña y arroz en el campo de su familia, donde también se dedican a la crianza de peces. En el ejercicio de la dirigencia, recibe viáticos de entre Bs 100 (15 dólares) y Bs 500 (70 dólares) para sus viajes dentro y fuera de su región, con el aporte mensual de Bs 1 que hace cada afiliado a los sindicatos.

Se queja de que hay un plan de la oposición y de los medios de comunicación para estigmatizar al Chapare como el centro del narcotráfico, pero no se muestra a la región como productora de cultivos alternativos.

 

A paso firme, si lo respaldan

Andrónico Rodríguez no tiene interés en alguna candidatura en las elecciones de este año, según lo aseguró el mismo a Infobae. "Como joven estoy más por la efervescencia, por la militancia, activismo, compromiso y lealtad, no por un cargo. En mi mente no está ahora una candidatura".

Cuando se le consulta si puede ser el sucesor del presidente Evo Morales responde que esa situación dependerá mucho del trabajo que él mismo demuestre en sus dos años de gestión como vicepresidente de las seis federaciones cocaleras. "Estoy aún ocho meses y hasta el momento voy bien, según la evaluación de los compañeros de base y del hermano Evo. Para mí es un poco difícil responder si es posible o no, porque mi situación depende mucho de la gente. Soy respetuoso de las decisiones de las bases. Si lo deciden, adelante, seguiremos a paso firme", afirma.

Respecto a otros líderes que pueden reemplazar en el futuro a Evo Morales, dice que su partido no tiene aún nombres seguros, pero será el que siga los pasos del propio Presidente y que muestre el mismo compromiso de servicio, la misma convicción respecto a la causa social y amor a la patria. "Tal vez los nuevos tiempos exijan liderazgos diferentes, pero tienen que necesariamente salir del seno de los movimientos sociales, que irradien liderazgos, y que generen compromiso y confianza".

Respecto a si es el hombre de mayor confianza o no de Morales en la zona de Chapare, expresa que eso lo sabe con exactitud el propio Presidente, pero a él le parece que sí por el hecho de ser su inmediato seguidor como vicepresidente de las seis federaciones. Asegura que tiene una comunicación muy frecuente con Evo. "Día a día me llama y yo informo. Entonces es una comunicación muy fluida. Siempre tenemos reuniones, es muy cercana la conversación", comenta a Infobae.

 

Los consejos de Morales

Cree que Evo Morales indirectamente es su formador. "El día que estoy con el Presidente aprendo mucho de él. Me aconseja en algunos momentos cuando estamos solos. Me dice que debo mantener la humildad frente a cualquier adversidad. Debo ser honesto y decir siempre la verdad, conocer la ruta de Evo. Me cuenta cómo ha sufrido. Eso me permite ver cómo Evo caminaba. Antes todo era a pie, en bicicleta. Era caminar día y noche la zona para consolidar y unificar al trópico".

En este momento Rodríguez acaba de asumir su segunda gestión como ejecutivo de una de las seis federaciones y es su primera gestión como vicepresidente de todas ellas, desde septiembre de 2018 hasta 2020. "Después viene el congreso y nos someteremos a la decisión de las bases. Dependerá de los delegados si me eligen otra vez".

Sumergido ya en la campaña presidencial del MAS, sugiere tres acciones para ganar las elecciones de octubre. "Primero, hay que informar bien y socializar los grandes logros de los 13 años de Gobierno. Segundo, trabajar intensamente en el contenido de las redes sociales. Y tercero, tener buenos pefiles de los candidatos a diputados y a senadores".

Sobre la renovación de su partido, pone énfasis en que se debe tomar en cuenta a la juventud incorporándola en espacios decisivos y desarrollar permanente formación poíitica e ideológica. No hay que separar a los jóvenes, opina, deben ser parte activa. No deben ser relegados por autoridaes o dirigentes mayores. "No solo deben servir para pegar afiches sino estar en espacios decisivos", agrega.

 

La opción García Linera

Para el periodista Pablo Ortiz, uno de los autores de algunos perfiles y uno de los que más ha entrevistado a Evo Morales, el propio presidente de Bolivia eligirá a su sucesor y lo lógico, de momento, sería que opte por el vicepresidente Alvaro García Linera. "El Gobierno del MAS es el primero en Bolivia gobernado por un binomio. Es el Gobierno de Evo, pero no se entiende a Evo sin Alvaro. ¿Se podrá entender a Alvaro sin Evo?", preguntó.

Opinó que la sucesión de Morales debió empezar en 2014 y, al menos, con la fórmula rusa. "Andrónico Rodríguez es el rostro visible y más amigable de una nueva generación de dirigentes, de la que también forma parte el cocalero Leonardo Loza, con menos éxitos y códigos viejos. Son todos sub 30, es una renovación dirigencial al interior del Chapare, después de la derrota del referéndum del 21-F. Es la respuesta a un malestar creciente al interior de los cocaleros y a la falta de renovación de líderes. Andrónico es el joven dirigente ya formado académicamente. La suya es la lucha sindical, más formación. La lucha sindical dura fue su niñez, el ejemplo del padre, pero su imaginario es más técnico y pragmático".

Ortiz no está seguro de que Andrónico Rodríguez sea el futuro sucesor de Evo Morales. "Depende de cómo sea su gestión y qué venga en el posevismo", apuntó.

 

Evo "se traga" a su sucesor

El periodista Andrés Gómez, uno de los más críticos del gobierno Morales, es duro en su análisis cuando dice que "Evo es como un agujero que se traga a todo posible sucesor. Evo es el MAS. Sin él no existe partido. Murió Hitler y murió el nazismo. Murió Mussolini y murió el franquismo. Pasará algo similar con el masismo. El MAS no es un partido organizado sobre principios, reglas, utopías, sino sobre las ambiciones personales de Morales", afirmó.

En opinión de Gómez, detrás del presidente Evo Morales están los que se benefician a su sombra. "Si fuese todo lo contrario, en 13 años ya habrían nacido cinco posibles sucesores", agregó.

 

Fuente: Infobae.

Cargando ...

Compartí tu opinión