Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Vida sana

8 Trucos sencillos que pueden poner fin al dolor de espalda en 5 minutos

Reunimos para ti 8 ejercicios simples que podrían ayudarte a deshacerte del dolor de espalda en tan solo 5 minutos.

¿Te suena familiar la frase “¡Ay, mi espalda!”? Si esto es así, ciertamente conoces las dificultades que esa dolencia conlleva: no puedes agacharte para atarte los zapatos, cada vez que te das la vuelta lanzas un suspiro de enojo e incluso tu sillón favorito ya no te parece tan cómodo. Pero no es necesario recurrir a analgésicos para recibir un poco de alivio, ya que siempre puedes probar a lidiar con el dolor por cuenta propia.

Leé también: Este entrenamiento de 5 minutos podría ayudarte a eliminar el dolor de cuello

8. Relaja la columna

Qué hacer:

  • Siéntate en el suelo con las piernas rectas, estiradas hacia adelante, y los pies separados a una distancia de entre 5 y 10 cm.
  • Enrolla una toalla o manta y deslízala por debajo de tus rodillas.
  • Coloca una almohada sobre tus piernas, dobla la columna vertebral e inclina la parte superior del cuerpo hacia adelante hasta que la cabeza alcance la almohada.
  • Relájate y mantente en esa posición durante, al menos, 5 minutos.

Cómo funciona: esta postura te ayudará a liberar la tensión de los músculos de la espalda, así como a deshacerte de los espasmos, restableciendo la alineación correcta de la columna vertebral.

7. Estira los músculos de los glúteos

Qué hacer:

  • Siéntate en el suelo con las rodillas dobladas y los pies apoyados sobre el piso.
  • Manteniendo el equilibrio sobre los glúteos, levanta ambas piernas y cruza la pierna izquierda por debajo de la derecha.
  • Toma tu pie izquierdo con tu mano derecha y tu pie derecho con tu mano izquierda.
  • Lleva ambas piernas hacia tu cuerpo lo más cerca posible.
  • Mantente así durante 1 o 2 minutos, para luego regresar a la posición inicial y repetir cambiando de piernas.

Cómo funciona: la tensión en los glúteos puede ser una de las razones detrás del dolor de espalda, ya que estos trabajan cada vez que uno levanta el cuerpo, lo mueve hacia adelante o lo baja. Un buen estiramiento ayudará a aliviar la tensión en la zona y reducirá la dolencia.

6. Relaja los músculos iliopsoas

Qué hacer:

  • Túmbate bocarriba con las piernas estiradas y los brazos a lo largo del cuerpo.
  • Coloca suavemente un cojín o un bloque de yoga debajo de tu pelvis.
  • Deja que la zona baja de la espalda se relaje suavemente hacia el suelo.
  • Sigue en esa posición durante 5 minutos.

Cómo funciona: los músculos iliopsoas trabajan mucho para estabilizar la columna vertebral. Si están sobrecargados o desequilibrados, puedes sentir dolor en la zona baja de la espalda.

5. Prueba los baños de sal inglesa (sulfato de magnesio) para los pies

 

 

Qué hacer:

  • Toma un recipiente o un balde y llénalo con agua caliente.
  • Añade 1/2 taza de sal de Epsom (sal inglesa) al agua y mezcla bien.
  • Sumerge tus pies en el recipiente y déjalos reposar allí durante 5-7 minutos.
  • Cuando saques los pies, lávalos con agua tibia y envuélvelos en una toalla o manta.

Cómo funciona: cuando la sal de Epsom se disuelve en el agua, se descompone en magnesio y sulfato. El magnesio es conocido por su efecto relajante en los nervios y por poner freno a los espasmos musculares. De este modo, cuando sumerges tus pies en un baño así, la piel absorbe los ingredientes relajantes, disminuyendo el dolor de espalda en el proceso.

4. Presiona en las pantorrillas

Qué hacer:

  • Encuentra los puntos en el centro de la parte trasera de tus rodillas (pantorrillas).
  • Presiona firmemente esos puntos con tus pulgares.
  • Respira profundamente y sigue presionando durante 2 o 3 minutos.

Cómo funciona: estimular el punto B54 relajará los músculos y aliviará el dolor causado por el nervio ciático en las caderas y la parte baja de la espalda.

Leé también: 8 Señales que tu cuerpo te dará ante una deficiencia de proteínas

3. Siéntate sobre una pelota de tenis

Qué hacer:

  • Siéntate en el suelo y coloca una pelota de tenis debajo de uno de tus glúteos.
  • Mueve suavemente tu cuerpo hacia adelante y hacia atrás sobre la pelota hasta que sientas el punto de donde proviene el dolor.
  • Manteniendo la pelota en esa zona, dobla la rodilla de la misma pierna y coloca el pie sobre la rodilla opuesta. Pon tus manos detrás de ti para mantener el equilibrio.
  • Descansa en esta posición durante 1 o 2 minutos, y luego cambia al otro lado.

Cómo funciona: el masaje con una pelota de tenis alivia la tensión en los músculos de tus glúteos y aumenta el flujo sanguíneo en la zona de la espalda baja.

2. Pon una pinza para la ropa en tu oreja

Qué hacer:

  • Toma una pinza para la ropa y ponla en la parte superior de tu oreja.
  • Mantenla ahí durante 5 segundos, y luego suéltala.
  • Repite 5 veces en cada oreja.

Cómo funciona: atendiendo a la reflexología, la parte superior de la oreja está directamente conectada con tu espalda y hombros, por lo que su estimulación puede reducir la tensión y dolor en esas áreas.

1. Aplica aceite de lavanda

Qué hacer:

  • Toma una cucharada de aceite de coco o de ricino y añádele varias gotas de aceite esencial de lavanda.
  • Aplica la mezcla en la zona adolorida y masajea suavemente.

Cómo funciona: el aceite de lavanda posee propiedades antiinflamatorias y calmantes. También puede relajar los músculos de la espalda y aliviar el estrés.

Bono: entrenamiento de 60 segundos para aliviar el dolor de espalda

Qué hacer:

  1. Siéntate en el suelo y extiende la pierna izquierda hacia delante. Dobla la rodilla derecha y coloca la planta del pie derecho sobre el suelo. Acerca tu rodilla derecha hacia el pecho con las manos y mantén la posición durante unos segundos. Luego relájate. Tras 10 repeticiones, cambia de lado.
  2. Túmbate bocarriba, dobla las rodillas y coloca las plantas de los pies sobre el suelo. Manteniendo las rodillas dobladas, levanta las piernas a unos 10 o 15 cm del suelo. Sostén la posición por unos segundos y luego baja las piernas lentamente. Repite 5 veces.
  3. Continúa tumbado bocarriba. Estira la pierna izquierda y colócala en el suelo. Dobla la rodilla derecha y sujétala con ambas manos. Acerca la rodilla al pecho y mantén la posición durante varios segundos. Luego relájate. Repite 10 veces en cada lado.
  4. Siéntate sobre el suelo con las piernas estiradas hacia adelante. Extiende tus brazos al frente y dobla la parte superior de tu cuerpo, intentando alcanzar los dedos de los pies con los de las manos. Mantén esta posición durante un par de segundos y luego suelta. Repite 10 veces.

Cómo funciona: este conjunto de ejercicios puede reducir el dolor del nervio ciático, ya que libera la tensión de los músculos de la espalda.

¿Cómo sueles lidiar con el dolor de espalda? ¿Recurres a fármacos para ello? ¿O prefieres los remedios naturales? Siéntete libre de compartir con todos tus propios trucos en la sección de comentarios.

Fuente: Genial.guru.

Cargando ...