Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Vida sana

Cómo eliminar la tortícolis: Tratamientos caseros

La tortícolis puede tener varios grados de gravedad: puede ir desde una rigidez leve hasta un dolor agudo. Los tratamientos caseros suelen ser efectivos para tratar una tortícolis leve ocasional, pero para una grave o un dolor crónico de cuello quizá deba tratarse con la ayuda de un profesional. A continuación, te brindaremos métodos comunes para deshacerte de esta molestia.

 

Toma un analgésico de venta libre. Algunas posibles opciones son: la aspirina, el ibuprofeno, el naproxeno y el parecetamol.

  • Estos antiinflamatorios reducen la hinchazón y, básicamente, alivian el dolor.
  • Antes de tomar un medicamento de venta libre, asegúrate de no estar tomando algún otro medicamento de venta bajo receta médica que pueda interactuar negativamente con la medicina. Además, también debes asegurarte de que no tener ninguna afección médica que te impida tomar uno o todos estos medicamentos. Por ejemplo, alguien con una úlcera debe evitar tomar aspirinas.
  • Ten en cuenta que los medicamentos de venta libre solamente te proporcionarán un alivio temporal. No permitas que el alivio inmediato del dolor te tranquilice, porque puedes empeorar la tortícolis aún más si te esfuerzas demasiado.

 

No dejes de leer:  5 ejercicios tibetanos para trabajar todos los músculos en 10 minutos

 

Aplícate compresas frías y calientes. Ambos tipos de compresas pueden ayudarte a aliviar la tortícolis, pero, para obtener mejores resultados, considera la posibilidad de alternarlas.

  • Primero aplícate una compresa con hielo durante 7 a 20 minutos. El frío reducirá la inflamación y debe aplicarse primero. Una bolsa de vegetales congelados o hielo envuelto en una toalla también serán efectivos, pero nunca debes aplicarte hielo directamente sobre la piel.
  • Toma una ducha caliente, ponte una botella de agua caliente o una almohadilla térmica en la nuca. Aplícate el calor en segmentos de 10 a 15 minutos o menos. El calor alivia los músculos adoloridos, pero puede agravar la inflamación si se aplica con demasiada frecuencia.
  • Suspende el uso de las compresas durante un tiempo. Puedes alternar entre el calor y el frío durante el día si es necesario, pero debes darles a los músculos del cuello 30 minutos o más entre los tratamientos para que puedan estabilizarse solos.

Descansa tu cuello. Acuéstate boca arriba varias veces durante el día para que tu cuello descanse de la presión de sostener tu cabeza.No te acuestes boca abajo, porque tendrás que torcer tu cuello para hacerlo. El cuello debe estar recto mientras estés acostado.

?

  • Si la tortícolis no es lo suficientemente grave para justificar el descanso en cama, aun así deberás reducir tus actividades durante algunos días. No hagas ningún trabajo pesado o torsiones en las primeras 2 o 3 semanas como mínimo. Evita correr, jugar fútbol, jugar golf, practicar ballet, hacer pesas y otros ejercicios extenuantes.
  • Sin embargo, no descanses demasiado, Si no haces nada más que acostarte todo el día, los músculos de tu cuello se debilitarán. Como resultado, cuando te veas obligado a continuar con tus actividades normales, lo más probable es que te lastimes nuevamente el cuello. Alterna los periodos de descanso con unos de actividad no extenuante durante el día.

Mantén tu cuello apoyado. Ponte una bufanda o un suéter con cuello de tortuga para proporcionarte un apoyo suave durante el día. También puedes ponerte una almohada de cuello detrás de la cabeza mientras trabajas.

  • Normalmente, no es necesario usar un soporte rígido. Si no estás acostumbrado, el soporte rígido, de hecho, puede agravar el problema o generarte dolor en otras áreas del cuerpo como la espalda. Un soporte suave suele ser suficiente.

Estira suavemente tu cuello. Mueve lentamente el cuello de un lado a otro, sosteniéndolo en el lugar por 30 segundos con cada rotación.

  • Enfócate en estirar el cuello de un lado al otro y hacia el frente, pero evita doblarlo muy hacia atrás, porque eso suele agravar la tortícolis.
  • Estíralo solamente hasta donde el dolor te lo permita. No trates de "empujarlo" al punto del dolor y no realices estos ejercicios demasiado rápido.

?

TE PUEDE INTERESAR: 12 Señales que indican que algo anda mal con tu tiroides

Masajéate el cuello cuidadosamente. Usa los dedos para frotarte suavemente la nuca, cerca del punto central de dolor, por un máximo de 3 minutos.

  • No apliques mucha presión y detente inmediatamente si una presión leve hace que tu cuello te duela más.
  • Si no puedes doblar los brazos hacia atrás debido al dolor, pídele a un amigo o a un miembro de tu familia que te frote esa zona.

Cuida tu postura. El cuello debe estar bien recto mientras estés sentado o acostado, pero no lo sostengas con rigidez para mantener esa posición.

  • Este tratamiento es más para largo plazo que para corto plazo, puesto que una buena postura es esencial para prevenir que la tortícolis regrese.
  • Acuéstate boca arriba o de lado mientras duermes. No duermas boca abajo, porque al hacerlo torcerás tu cuello en posiciones incómodas. Asegúrate de que tus almohadas no estén muy elevadas de manera que te hagan doblar el cuello, pero también asegúrate de que no sean muy bajas como para que no te ofrezcan ningún apoyo.
  • Evita estar sentado mucho tiempo con la cabeza inclinada hacia abajo o hacia adelante. Toma descansos durante el día para estirarte y moverte.

Fuente: wikihow.

Cargando ...