Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Nostalgia

Alejandra Pizarnik

 

ALEJANDRA PIZARNIK

 

 

“… la rebelión consiste en mirar una rosa

hasta pulverizarse los ojos.”
 

 

Ella escribió sobre la impotencia, el dolor, el amor, la soledad, la muerte. Había nacido un 29 de abril de 1936 en Buenos Aires. Murió el 25 de septiembre de 1972, en plena primavera.

 “Esta manía de saberme ángel, 
sin edad, 
sin muerte en qué vivirme, 
sin piedad por mi nombre 
ni por mis huesos que lloran vagando…”

Me duele Alejandra. Tan joven tan vulnerable tan poeta.

 

 “…¿Y quién no tiene un amor? 
¿Y quién no goza entre amapolas?…”

Su voz se consagró a la poesía, inventó la poesía, buscó en ella su identidad, y nos dejó su subjetividad teñida de ansias, locura y estética.

 “…Yo lloro debajo de mi nombre. 
Yo agito pañuelos en la noche y barcos sedientos de realidad 
bailan conmigo…” 

En 1954 ingresó a la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA,. Durante tres años escuchó, aprendió y leyó muchísimo a grandes exponentes de la literatura argentina y universal, como Jorge Luis Borges, entre otros.

“…he sido toda ofrenda
un puro errar
de loba en el bosque
en la noche de los cuerpos…”

Vivió en París entre 1960 y 1964 trabajando como traductora mientras estudiaba Historia de la Religión y Cultura Francesa en la Sorbona. Entabló amistad con Julio Cortázar, Rosa Chacel y Octavio Paz, quien en 1962 prologara su libro “Árbol de Diana”.

“…Afuera hay sol. 
      Yo me visto de cenizas…”

 En 1964 regresó a Buenos Aires, donde publicó sus poemarios más importantes.

Es una de las poetas que con su poesía revolucionó la misma y nos dejó a las mujeres el ejemplo de su lucha. Considerada como una de las poetas surrealistas más importantes de Argentina y América, un 25 de septiembre de 1972, a los 36 años, se quitó la vida .

Me dueles, Alejandra.

Estos últimos versos fueron hallados en su habitación:

“no quiero ir
nada más
que hasta el fondo”

Mi homenaje pleno de nostalgia a una gran poeta.

“…ya comprendo la verdad

ahora
a buscar la vida…”

 

Susana Quiroga

Cargando ...

Compartí tu opinión