Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Travesía Cultural

José María Arguedas Altamirano

 

José María Arguedas Altamirano

 

 

“Dicen que tiembla la sombra de mi pueblo;

está temblando porque ha tocado la triste sombra del corazón

de las mujeres…”

 

 

 

Hablar de José María Arguedas es presentar al escritor antropólogo peruano que vincula permanentemente la composición social del Perú con su realidad cultural.

Llama la atención su vida, y conmueve su infancia. Proveniente de una familia mestiza y acomodada quedó huérfano de madre a los dos años de edad. Por ausencia de su padre, un abogado litigante y viajero, y su mala relación con su madrastra y su hermanastro, se refugió en el cariño de los sirvientes indios, lo que hizo que se adentrara en la lengua y costumbres andinas que modelaron su personalidad.

Su infancia estuvo marcada por su “madre india, Doña Cayetana”, quien lo “protegió con sus lágrimas y su ternura cuando era un “niño huérfano alojado en una casa hostil y ajena”. Esta vivencia con los indígenas, con sus costumbres y su lenguaje, el quechua, señaló su visión de mundo de intenso intercambio entre lenguas y cosmovisiones. Por eso su escritura es de fronteras, más que de indigenismo puro.

Mucho antes de la escritura de sus poemas escritos entre 1962 y 1968, siendo niño, vivió y fue protegido por una comunidad indígena. Allí la lengua quechua y las tradiciones indias se mantenían absolutamente vigentes, tanto en lo social como en lo cultural. Por lo tanto, su referente verbal fue naturalmente el quechua.

Entre su múltiple labor desarrollada entre 1911-1969, y su abundante obra narrativa, se encuentran sus poemas escritos entre 1962 y 1968, publicados dispersamente y recopilados por su viuda Sybila Arredondo en forma póstuma. En ellos se ve esa necesidad de rescatar el espacio simbólico de la infancia.

Este espacio cultural fue de protección, ternura y de canciones indígenas cantadas por los pueblos de la sierra. Literatura oral que acompañaba las faenas y las fiestas de los indígenas campesinos, algunas de las cuales eran y son prohibidas por algunos dueños de haciendas. Arguedas nos habla desde una heterogeneidad discursiva y cultural donde lo indígena está instalado conflictivamente en la modernidad literaria, social y cultural.

Una visión de mundo indígena y cósmica, unida a la naturaleza, panteísta, “abismal” y elegíaca prevalece en los poemas. El poeta recoge este espacio y escribe en castellano y en quechua con el ardor que poseen las civilizaciones vividas y con el ánimo de proyectar y difundir las mismas.

Así lo demuestra el siguiente poema Temblor que a continuación presentamos.

 

TEMBLOR

 

Dicen que tiembla la sombra de mi pueblo;

está temblando porque ha tocado la triste sombra del corazón

de las mujeres.

¡No tiembles, dolor, dolor¡

¡La sombra de los cóndores se acerca!

—¿A qué viene la sombra?

¿Viene en nombre de las montañas sagradas

o a nombre de la sangre de Jesús?

—No tiembles; no estés temblando;

no es sangre; no son montañas;

es el resplandor del Sol que llega a la pluma de los

Cóndores

—Tengo miedo, padre mío.

El Sol quema; quema al ganado; quema las cementeras.

Dicen que en los cerros lejanos

que en los bosques sin fin,

una hambrienta serpiente,

serpiente diosa, hijo del Sol, dorada,

está buscando hombres.

—No es el Sol, es el corazón del Sol,

su resplandor,

su poderoso su alegre resplandor,

que viene en la sombra de los ojos de los cóndores.

No es el Sol, es una luz.

¡Levántate, ponte de pie; recibe ese ojo sin límites!

Tiembla con su luz;

sacúdete como los árboles de la gran selva,

empieza a gritar.

Formen una sola sombra, hombres, hombres de mi pueblo;

todos juntos

tiemblen con la luz que llega.

Beban la sangre áurea de la serpiente dios.

La sangre ardiente llega al ojo de los cóndores,

carga los cielos, los hace danzar,

desatarse y parir, crear.

Crea tú, padre mío, vida;

hombre, semejante mío, querido.

 

 

 

 

José María Arguedas Altamirano fue un escritor, poeta, traductor, profesor, antropólogo peruano.  Licenciado y doctor en Literatura y Etnología por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú). Ganador del Premio Nacional de Fomento a la Cultura Ricardo Palma (1959 y 1962) y del Primer premio del Concurso Latinoamericano de Cuento en México Autor de novelas y cuentos considerado por las obras como uno de los grandes representantes de la literatura en el Perú y de la narrativa Indigenista de Sudamérica. Nació en Andahuaylas en1911. Murió en Lima en 1969.

 

Hay que leer y estudiar la obra de Arguedas para poder asomarnos a su cosmovisión etnográfica literaria caracterizada por una búsqueda de lo genuinamente andino.

Esta nota incompleta, pero llena de admiración por el autor y su obra quizás pueda contribuir a este deseo, sobre todo en momentos en que se intenta valorar más las lenguas indígenas que se utilizan junto al castellano, simultáneamente.

 

 

Susana Quiroga

Cargando ...

Compartí tu opinión