Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Panorama

Cierre de listas: arde la “rosca” política en Jujuy

A las 23.59 vence el plazo para la presentación oficial de los postulantes para los cargos que estarán en juego el 9 de junio. La ciudadanía deberá elegir gobernador y vice, 24 diputados provinciales, intendentes y concejales en 60 localidades.

  • Intensas negociaciones en todos los frentes que competirán en las elecciones del 9 de Junio. 
  • En la oposición intentan lograr unidad pero nadie cede, mientras buscan una figura competitiva. 
  • En el oficialismo hay operaciones internas para bajar candidatos y subir otros. 

Cuando el reloj marque la medianoche en San Salvador de Jujuy, la puerta de chapa negra situada al lado del motor de un aire acondicionado en la calle La Madrid será cerrada por la guardia y ya no permitirá el ingreso de ninguno de los apoderados de los frentes y alianzas al Tribunal Electoral Permanente de la provincia de Jujuy. Ya no se podrá inscribir ningún candidato después de esa hora. 

Por ese motivo, las horas previas son intensas en sedes, comités, fincas, estudios y restaurantes. 

El oficialismo, agrupado en el Frente Cambia Jujuy, da por descontado un triunfo del gobernador Gerardo Morales en las elecciones del 9 de junio. 

Eso, sin embargo, no llevó tranquilidad al comité radical de la calle San Martín. Hay muchos que creen estar en condiciones de saltar del banco de suplentes al equipo titular de los bendecidos por el jefe. 

Para lograrlo, el atajo descubierto parece ser la primera dama, cuyo dedo índice con fino esmalte, afirman, cuenta con la capacidad de iluminar y oscurecer candidatos. 

El vicegobernador Carlos Haquim estaría sufriendo lo segundo. Reconocen en las huestes radicales que por estas horas hay una movida muy fuerte para discutirle su lugar en la fórmula. 

El gobernador, por su parte, es el único candidato confirmado hasta el momento (0.00 horas), aunque parezca raro. 

En la otra vereda, la oposición peronista parece haberse dado cuenta de que la popularidad de sus figuras no condice con las pretensiones de cada candidato. 

Mientras el senador Guillermo Snopek y el intendente de El Carmen Adrián Mendieta arman espacios en torno a números de aceptación moderados, el diputado Rubén Rivarola, dueño del sello partidario y de la billetera, quiere digitar en las sombras el armado de las listas y dinamita todo. 

Ambos serán candidatos a gobernador en potencia hasta el último minuto. 

Tal es así que todos han hecho esfuerzos individuales para cortejar al popularísimo candidato del electorado independiente, el ex director del registro civil Julio Ferreyra, quien por ahora se mantiene impoluto y les apagó el teléfono a todos. 

Pero la experiencia de don Julio, comentan sus allegados, le permite creer que es capaz de separar la paja del trigo, y servirse de la potente estructura del peronismo bloqueando personajes que la ciudadanía viene rechazando sistemáticamente desde las elecciones de 2013. 

La apertura de Ferreyra parte de un razonamiento sensato: sabe que sólo no podría con el aceitado aparato radical en el gobierno (amateur para gobernar pero profesional para afrontar elecciones), pero tampoco está dispuesto a contaminarse y arruinar la adhesión genuina que mucha gente le profesa. 

Buscaría, entonces, competir fuerte acompañado de un “peronismo sano”.

La izquierda, en tanto, parece tener la situación más encaminada. Todo será cosecha en esta elección para su espacio. 

Con dos años más de mandato en la Legislatura, Alejandro Vilca probablemente aspire a la gobernación, aunque sus números en la capital hacen pensar que podría ser una buena alternativa para competir como intendente. Su compañera de banca, la diputada Natalia Morales, ya experimentó con aceptables índices de popularidad una campaña para ser gobernadora. 

Ambos intentarán traccionar y que dirigentes como el economista y docente, Gastón Remy, los acompañe en el bloque a partir del 10 de diciembre, confiando en que hallan él un aporte cualitativo en una Cámara de pobre nivel en materia de formación. 

El intendente Raúl Jorge se inscribirá como candidato a intendente por San Salvador de Jujuy, sin adversarios de fuste en las listas contiguas, con el peso específico de las obras conseguidas y las que están en ejecución. 

El PRO, partido nada más y nada menos que del presidente Mauricio Macri, también parece haberse asegurado lugares expectantes en las listas de concejales. El director de ANSES, Carlos Carrillo, ocuparía el tercer lugar, con posibilidades ciertas de convertirse en edil. 

El abogado Luciano Angelini, en tanto, aparece como uno de los nombres que el radicalismo le daría al PRO en la lista de diputados, ubicándolo entre los lugares que entrarían a la Cámara sólo si se hace una buena elección. 

Ese panorama es el que más se aproxima a la realidad en las horas previas al cierre de listas, en los espacios que se disputarán el poder político en Jujuy. 

No obstante, la rosca es incesante. Los que se juegan esta jornada la posibilidad de encarar sus próximos cuatro años viviendo cómodamente de los cargos electivos que facilita el estado, ensayarán maniobras arriesgadas para lograr que los apoderados incluyan su nombre en el escrito final. 

Cargando ...

Compartí tu opinión